Lo que mejor se nos da es odiar


1.
A pocos días de las elecciones presidenciales, los mexicanos hacen lo que mejor se les da: odiar todo aquello que vaya en contra de su criterio, como si la selección del partido político que gobernará al país los próximos seis años fuera equiparable a la final de un campeonato de futbol.

Sí, odio, pero además rencor, burla, escarnio, aversión, resentimiento, encono, tirria, aborrecimiento, saña, burla y ganas de asesinar al contrario, son los sentimientos que acompañan al mexicano (mientras el sistema político se ríe en lo oscurito), si al prójimo se le ocurre manifestar su intención de voto y se lo hace saber al desconocido, vecino, amigo, compañero de trabajo, jefe, esposa(o), a los hijos, hermana(o), primos, padres o al cura de la iglesia del barrio: todos son objeto de burla.

Tengo amistades a los que me dan ganas de retirarles el saludo, bloquearlos de las redes sociales, tirar a la basura cualquier regalo recibido y desechar de mi mente y mi corazoncito cualquier referencia a ellos porque no entiendo la pasión con la que odian a la humanidad, abominan a X candidato y su Y partido político, pero sobre todo esa manera de reprobar adjudicando los más variados epítetos contra sus simpatizantes (pero me queda claro que hacerlo me convertiría en uno de ellos).

Porque sí, en méxico se nos da muy bien odiar y tratándose de elecciones no se discute sobre diagnósticos sobre la situación actual del país, y en consecuencia, no se analizan propuestas, proyectos, reformas, discursos, plataformas ni mucho menos posibles escenarios a mediano plazo. 

Aquí la elección de nuevo presidente se basa en la descalificación del simpatizante (el opositor ideológico) por el color de su piel, cabello y ojos, por su origen social, su nivel educativo y la forma de hablar, hasta por la ropa que viste, si tiene auto, integrantes de la familia, su creencia religiosa e incluso por la forma en que se agarra los cubiertos a la hora de comer.

La de este 2018 es una elección que no está basada en toma de conciencia ni beneficio común ni mucho menos en el razonamiento, sino en simulación social, actitud despreciativa, poder adquisitivo, complejos de superioridad, restaurant favorito, modelo de auto, destino turístico de la vacación, ropa de moda y marca de celular.

2.
Por todo lo anterior, y más, es de risa loca el llamado que hizo el “intelectual” Enrique Krauze: "Cuidemos que el próximo presidente no tenga la mayoría del Congreso. El Congreso es el principal dique de contención para limitar el poder absoluto de un presidente". ¿Cómo es posible que se pida reflexionar el voto cuando en este país se nos ha enseñado precisamente a no pensar y sí a idolatrar la televisión?

3.
Una pena nuestra edad mental, a quienes ahora el mundial de futbol nos hará canalizar su odio y frustración hacia otro objetivo: contra aquellos países contra los que juegue la selección mexicana… pero y mañana?

méxico, el fraude que viene?



Vergonzosamente méxico se ha ganado un reconocimiento internacional por la manera tan mierdoza en que se vende la política, se practica la corrupción, se ejerce la falsa democracia y se reproduce la pobreza.

Ante las próximas elecciones presidenciales de este 2018, el juego sucio visto hasta ahora del sistema contra la izquierda, es nada comparado con lo que sucederá en las próximas semanas y que seguro nos ratificará como puntales de la vergüenza.

La elección de este año hiede a lo que apesta cualquier proceso electoral de nuestra historia: la ejecución de un fraude para evitar que gane Andrés Manuel López Obrador, candidato de MORENA, pese a que lleva más de un año con cómoda ventaja sobre los demás candidatos.

Obviamente que un golpe de estado para impedir su triunfo es algo remoto, un fraude cibernético para favorecer al candidato oficial es difícil porque ocupa los últimos lugares de intención de voto, así que el plan “B” es Ricardo Anaya Cortés, el candidato de la extrema derecha del PAN.

¿En qué consistiría el fraude electoral (si es que se atreven)?, empezó cuando se aprobaron las candidaturas de dos independientes (que a todas luces no cumplían con los requisitos), para fragmentar el voto, después se simuló un pleito entre Anaya y el presidente para hacer creer a la sociedad que hay una separación de intereses, ideologías y objetivos, y ahora se están difundiendo encuestas de tendencia amañada (como la de GEA/ISA) que pone a Anaya en empate con Obrador.

¿Qué sigue? ya que la distancia entre el candidato de MORENA y el del partido oficial es inmensa, el proyecto es imponer a Anaya (sobre quien pesan acusaciones sobre lavado de dinero, tráfico de influencias y asociación delictuosa), inventando un escenario en el que la contienda es cerrada para facilitar fórmulas que muevan votos de un candidato a otro.

Sí, la consigna es NO permitir que gane López Obrador, así que han comenzado a inflar a Anaya (empezando por la renuncia de la inefable Margarita Zavala, también de la derecha, simulando un escenario en el que a falta de candidata los votantes se inclinarán por el PAN), con el objeto de hacerlo ver como un contendiente real y es aquí donde entraría la última fase del fraude, pues dado que el conteo de votos es a través de un programa informático, los algoritmos estarían preparados para manipular dos escenarios:

El primero, en el que se aumenta la votación para imponer a Anaya y se reduce la de Obrador (como sucedió en la elección presidencial de 2006)… el segundo, se incrementa la votación para imponer a Anaya agregando votos del candidato oficial, la consigna López Obrador no gana.

Los medios ya hablan de que el triunfo de MORENA es irreversible, sin embargo, no olvidemos que méxico es tierra de surrealismos que hacen ver a Hollywood como aprendices de efectos especiales.

Cuando me piden mi opinión sobre el proceso electoral, comento que no me preocupan los planes del sistema para evitar que gane la izquierda, lo que me inquieta es que el mexicano enfutbolado que no salga a votar o que lo haga y asuma resignado un resultado fraudulento, pues ello equivale a seguir empeñando el futuro de sus hijos, nietos y demás descendencia que no dudará en imitar la indiferencia de sus antecesores.

Dos terribles noticias para la humanidad


El día de hoy, 27 de febrero de 2018, se difundieron dos terribles noticias en la prensa que se suman a las dramáticas advertencias que se vienen haciendo recientemente sobre la extinción de la fauna del planeta.

La primera comienza así:

“Todos los caballos salvajes del mundo se han extinguido, según un estudio que rearmó el árbol genealógico de los equinos basado en un nuevo análisis de ADN de sus ancestros. Los caballos Przewalski, considerada la única raza salvaje que no se había extinguido, eran en realidad animales domesticados que escaparon de sus dueños, según el informe de la revista Science”.

¿Recuerdan las películas de cowobys en donde hombres a caballo buscaban en las montañas manadas de caballos salvajes para domesticarlos?... pues eso será a partir de hoy parte del imaginario de Hollywood.

La segunda anuncia:

“Ante al cambio climático que los aleja de su alimento, hasta 70 por ciento de los pingüinos rey podrían desaparecer hacia finales de siglo, advierte un estudio publicado este lunes. Actualmente, hay 1.6 millones de parejas de pingüinos rey (Aptenodytes patagonicus), poco más pequeños que los emperadores, al medir menos de un metro. Viven sobre todo en las islas subantárticas Crozet, Kerguelen y Príncipe Eduardo, en Tierra del Fuego, así como en las Malvinas”.

¿Se acuerdan de la película “Happy Feet”, donde un la trama giraba alrededor de un grupo de pingüinos (rey) bailadores? Pues más vale comprarse una copia en dvd para verlos aunque sea en caricatura.


A la mayoría de la gente no les interesa noticias como las anteriores, están más preocupados por encontrar la mejor manera de chingarse a los débiles, contratando viajes a la playa de moda, buscar la forma de expandir los tentáculos de la corrupción o inventando los más ridículos modos de vida para sus perros, aún y por encima de sus congéneres; pero no olviden esto que su indiferencia y pasividad ante la destrucción del planeta heredará sus consecuencias a sus hijos y nietos, así que no crean que están a salvo.

La diferencia entre Óscar Pérez y Guadalupe Campanur


Y mientras el cínico intervencionista periódico español El País se da vuelo publicando noticias como “La oposición venezolana califica de ejecución la muerte de Óscar Pérez” (sí, esa parodia de oposición de la que recientemente se supo es financiada por la corruptora compañía brasileña Odebrecht) y “Una veintena de expresidentes condena los crímenes de Estado", nada dijo este diario sobre la siguiente nota: “Asesinan a activista indígena de Cherán, Michoacán” y tampoco ningún expresidente citó el nombre de Guadalupe Campanur Tapia.

¿Hay diferencia entre el venezolano Óscar Pérez y la mexicana Guadalupe Campanur Tapia? mucha: Óscar Pérez robó un helicóptero, disparó contra edificios y soltó bombas desde el cielo tratando de asesinar a seres humanos, mientras y Guadalupe Campanur Tapia se oponía a la tala indiscriminada y pugnaba por el respeto a los derechos indígenas.

Sin embargo, para algunos españoles (y los representantes del poder de otros países), se debe mantener la manipulación, el elitismo y la discriminación social, de ahí que se insista en encumbrar a un frustrado verdugo de ojos claros y de desprecie a una indígena de piel morena.

Vaya periódico, vaya planeta, vaya raza… vaya con los políticos de siempre que se prestan a tanto mierdero y no respetan la independencia de Venezuela, vaya con los manipuladores que quedan extasiados ante el mínimo derramamiento de sangre (incluyendo el de sus esquiroles).

Suicido político del Ejército Zapatista de Liberación Nacional?

Desde hace años las esferas políticas del poder observan, regocijados, como el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) pasó al olvido: del boom mediático tras su levantamiento armado, hoy sólo quedan ecos y eso gracias a los comunicados que a veces difunde su Comandancia.

Sin embargo, como ocurre en el mediático mundo moderno, las razones de su silencio en los medios y las redes sociales no obedecen a su marginación ni pérdida de peso político, sino a su sabiduría: pocos se han dado cuenta que el mutismo autoimpuesto por el EZLN obedece a una de las líneas marcadas por ellos, “mandar obedeciendo”, lo cual entre otras cosas implica acatar las decisiones tomadas por la sociedad.

Por ello, a partir del año 2002, cuando la ultraderecha representada por Vicente Fox asume la presidencia del país, el EZLN asume la decisión de los mexicanos de optar por el capitalismo salvaje, redefine sus objetivos (el derrocamiento del pri ya no es requisito: “se realizó a través de las urnas”), y desecha las armas como motor de cambio de la realidad social.

Más la historia avanza, los mexicanos (hijos consentidos de la señora ignorancia y el señor miedo), optaron por el sometimiento, sumisión, corrupción, autoritarismo y regresaron al pri a la presidencia otorgándole poderes omnipotentes para desmantelar al país, mientras el EZLN seguía observando (y respetando) en silencio, las burradas de los habitantes de este país.

Observando (y respetando) en silencio, sí, pero sin cruzarse de brazos: cercana la definición de candidatos para las elecciones federales de 2018, el EZLN apeló a la identidad nacional y propuso la participación de una mujer indígena como aspirante presidencial independiente, en un proceso de votación en el que lo que menos se vislumbra es un futuro.

Si bien la decisión fue audaz (tomando en cuenta que las raíces ideológicas del mexicano están plagadas de clasicismo, racismo e inquina), se percibe también que estuvo cuidadosamente tomada con la finalidad de invitar al país (una vez más) a ser dueño de su destino.


El proceso para obtener el registro conlleva una serie de exigencias que se deben cumplir ante la autoridad electoral, requisitos harto complicados si no se forma parte de los partidos políticos corporativos que desde hace años se prestan a los juegos más viles con tal de desmadrar esa fantasía llamada democracia.

María de Jesús Patricio Martínez (de origen nahua, médico tradicional y activista de los derechos humanos), no podrá cumplir los requisitos para ser candidata independiente a la presidencia: no porque el poder político no quiera ver su rostro moreno en una boleta, tampoco porque sea un riesgo para los capitales extranjeros que están saqueando al país, ni siquiera porque su propuesta de nación represente un peligro para la estabilidad del planeta.

No, no será candidata porque al ser indígena no pudo vencer la coraza con la que se disfrazan los mexicanos paras sentirse superiores a los demás: el desprecio, mismo que se manifestó cuando una institución bancaria no le permitió abrir una cuenta (requisito para su registro) y en las redes sociales fue objeto de burlas por ser nativa, por su apariencia, sus pocos estudios, su forma de hablar y lo peor: ser mujer.


El EZLN contempló que una malograda candidatura podría convertirse su suicidio político?... no, los indígenas ya aprendieron, saben que las elecciones presidenciales de 2018 son el suicido histórico de los mexicanos.